Un saludo cordial y solidario a este primer encuentro de la UNIDAD POR EL RESCATE DE LA NACIÓN, haciendo votos porque hoy se inicien muchos logros en favor del fortalecimiento de la unidad en la acción de las fuerzas progresistas y democráticas y de la solución con sentido nacional y popular de los problemas de la nación.

Fortalecer la unidad que ahora nace es uno de los objetivos prioritarios de organizaciones e individuos representados en el acto que realizan, prioritario también sumar a muchos más que compartan la vida de que sólo haciendo crecer la unidad, agrupándose en torno a las coincidencias, impulsando aquellas causes que sean comunes, proponiéndose construir la mayoría política de la nación, será posible reencauzar el desarrollo del país, para que éste se dé en función del rescate y ampliación del ejercicio de la soberanía, de una mayor participación popular en la toma de las decisiones y de un efectivo mejoramiento social y económico de los mexicanos.

Muchas deben ser lasa causas que hoy nos unan. Les llamaría, en este acto fundacional, a que adoptemos como nuestra la lucha por la libertad de Alberto Patishtán, injustamente acusado y preso desde trece años atrás, y que demandemos de los Poderes de la Federación, que cada uno, juntos o separados, haciendo uso de sus facultades legales, tomen las medidas conducentes a la excarcelación del Alberto Patishtán. Será una forma de recuperar la vigencia del Estado de derecho y de reparar una injusticia. Será también, una causa que fortalezca la unidad en la acción.

Cuauhtémoc Cárdenas.

México, 1° de octubre del 2013.

Descargar