Homenaje a Raúl Álvarez Garín

Buenas tardes estimadas compañeras y compañeros; amigas y amigos, todas y todos.

Celebro, con especial emoción y regocijo, que nos hayamos convocado el día de hoy para rendir merecido homenaje a Raúl Álvarez Garín. Qué mejor tributo para el infatigable luchador social, el emblemático líder del 68, que recibir hoy la Medalla Amalia Solórzano de Cárdenas, que otorga el Centro Lázaro Cárdenas y Amalia Solórzano A. C.

El nombre de Raúl Álvarez se une hoy al de la gran mujer que dejó honda huella en el pueblo de México por su digna y congruente trayectoria de vida, siempre al lado de las causas justas: doña Amalia Solórzano de Cárdenas.

El nombre de Raúl Álvarez se une hoy, por obvia extensión, al del general Lázaro Cárdenas, el presidente de los obreros, de los campesinos, de las clases populares, de los intelectuales de izquierda y de los indios de México.

El nombre de Raúl Álvarez se une, por obvias razones, al del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, al que podemos ya considerar como paladín de la democracia y de la izquierda moderna de México.

El nombre de Raúl Álvarez Garín, se une hoy al de las cuatro grandes personalidades que, con anterioridad, han recibido esta preciada Presea: Luiz Inacio Lula da Silva, ex presidente de Brazil; Eduardo Galeano, ideólogo de izquierda y extraordinario escritor uruguayo; Martha Lamas, eminente mexicana, destacada teórica y prominente defensora de las causas feministas; y al del excelente presidente de la República Oriental del Uruguay, el Tupamaro José Mujica.

Quienes provenimos de generaciones más recientes, no tuvimos la fortuna de acompañar a Raúl en sus luchas y reclamos sociales, pero gracias a la memoria histórica, la memoria que se escribe con sangre y rebeldía; la que se cuenta como parte de las grandes epopeyas de los pueblos y sus líderes; la que nos da noción cabal de los acontecimientos que marcan y establecen los grandes cambios sociales; la historia que se puede mirar de frente como el día de hoy; la historia que nos contó Elenita Poniatowska en su espléndida obra La noche de Tlatelolco, en la que muchos por primera vez nos enteramos de la extraordinaria grandeza del movimiento del 68 y del nombre de uno de los más relevantes líderes, el nombre de Raúl Álvarez Garín, entendimos que para trascender vale la pena vivir la vida como la ha vivido Raúl Álvarez Garín, “el más terco, el más rebelde y el más congruente”.

En el Tren pasa primero, donde de nueva cuenta Elenita Poniatowska nos cuenta la historia novelada del movimiento ferrocarrilero, vuelve a parecer el joven activista estudiantil del Poli, solidario con Campa y Vallejo: Raúl Álvarez Garín.

Siguiendo su trayectoria vemos a Raúl en cada movimiento social, solidario con el Comité de defensa Popular de Chihuahua. Acompañando a doña Rosario Ibarra de Piedra en la Lucha por la libertad de los presos políticos, la presentación con vida de los desaparecidos de la guerra sucia, el regreso de los exiliados y la amnistía para los guerrilleros perseguidos. Solidario con los primeros triunfos de la democracia electoral, en Alcozauca y en Juchitán con la COCEI. Acompañando al Dr. Rosalio Wences Reza en la defensa de la autonomía universitaria y la consolidación del proyecto de Universidad-Pueblo. Nuestro más amplio reconocimiento al arduo trabajo de organizar la revista y organización política de izquierda revolucionaria Punto Crítico.

Y, en especial nuestro reconocimiento a Raúl, por su tenacidad y porfía para que se esclarezcan los sucesos que llenaron de luto al pueblo de México aquel 2 de octubre de 1968, y se castigue de manera ejemplar a los responsables.

Aquí estamos contigo el día de hoy tus múltiples amigos y amigas, compañeros y compañeras, los que contigo abrieron la brecha de las alamedas de la democracia. Aquí también, en espíritu las compañeras y los compañeros que ya no están.

Pero aquí también, en espíritu y materia los que siempre, hasta el último aliento, como tú: seguiremos tus pasos, seguiremos tu ejemplo.

Muchas felicidades

Muchas gracias

*Rector de la Universidad Autónoma de Guerrero