Dulce Colín, de Democracia Deliberada, reflexiona sobre cómo la Constitución de la Ciudad de México quiere frenar la especulación inmobiliaria.