Jueves 24 de abril

Como parte del ciclo de mesas “Los cambios estructurales y la disputa por la Nación”, el pasado 24 de mayo contamos con la presencia de María Fernanda Campa y de Sergio Benito Osorio, quienes hablaron sobre “Petróleo, Energía y Recursos Naturales”.

La Dra. Campa planteó que la historia de nuestro país se ha caracterizado por el despojo en nuestros territorios y recursos naturales. El Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), que entró en vigor desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, ha resultado perjudicial para la población mexicana ya que ha incrementado la dependencia alimentaria que tenemos con Estados Unidos y no ha logrado el objetivo en la venta de tierras que se pretendía con dichas reformas. De igual manera, sostuvo que ha habido un aumento importante en la ejecución de mega proyectos en la República Mexicana, teniendo como como consecuencia la devastación medioambiental y la violación de los derechos más esenciales de diversas comunidades y pueblos originarios. Actualmente el 90% del territorio nacional esta concesionado a las multinacionales canadienses y no existen mecanismos efectivos que frenen la explotación y el abuso. Puebla, Querétaro, Sonora, Chiapas, Veracruz son ejemplos de estados donde los proyectos que más están perjudicando y despojando a las comunidades con el auge de automotrices, presas minas e hidroeléctricas, que concentran la riqueza en unos cuántos empresarios a costa de las comunidades.

Por su parte, Sergio Benito Osorio planteó cuáles son las posibilidades reales de que se realicen los objetivos propuestos en la Reforma Energética aprobada este año. Comparado con el escenario de las economías incorporadas a las finanzas internacionales, las propuestas del PRI y del PAN no consideran el avance en tecnologías de exploración, sino únicamente la compra de reservas petroleras, es decir, continúa enfocándose en la explotación y exportación sin un plan de desarrollo de largo alcance. El especialista sostuvo que actualmente México no tiene problemas eléctricos, área en la que la CFE, empresa nacional ha sido muy efectiva a precios lo más bajos posibles, por lo que no necesitaría la intervención de empresas internacionales para mejorar sus servicios. Además, el objetivo de igualar los precios mexicanos a los de Estados Unidos no tiene sustento, ya que los ingresos de nuestra población no son igualitarios al resto de los países que conforman el TLCAN. Al darles reservas de petróleo ya descubiertas a las empresas privadas, éstas entrarán en la lógica de rentar servicios petroleros para que diversas empresas estatales las puedan explotar, pero no necesariamente invertir a mediano y largo plazo para el beneficio de México.

Al concluir la conferencia, ambos expositores manifestaron su profunda preocupación por las reformas económicas y estructurales que se están implementando en nuestro país, las cuales consideran cumplir con el objetivo de legalizar la explotación y el despojo de nuestro territorio y población. Resaltaron, además, que es necesario organizarnos sobre todo en este tema, ya que de él dependen buena parte de los ingresos nacionales y de la estabilidad y buen funcionamiento de la industria. En este sentido, seguimiento a las reformas secundarias es fundamental.