Texto publicado originalmente en la página de la Revista Siempre! el 1ero de septiembre de 2018

En la última semana, uno de los puntos de la discusión pública fue la difusión de un documento de la organización Por México Hoy que encabeza Cuauhtémoc Cárdenas. El excandidato presidencial en 1988 y 1994 coordinó un análisis junto a Carlos Lavore y Víctor García Zapata en el que revisan “el gobierno que viene y lo que sigue”, como una manera de influir en la agenda pública y fomentar una discusión acerca de lo que necesita hacer la nueva administración lopezobradorista.

Siempre! platicó con Víctor García Zapata, también director de la Fundación por la Democracia, entidad que busca “fortalecer el pensamiento progresista mediante el debate, la formación y la divulgación”.

Documento para el debate

En entrevista, García Zapata explicó que el objetivo del documento es “fundamentalmente, marcar horizontes e insistir en la idea de que con la llegada de gobierno progresista no debieran terminar las discusiones y la construcción orientadas a un aclararnos que proyecto de nación queremos las y los mexicanos”.

Ante la catarata de interpretaciones que resaltaron la afirmación de que el de López Obrador no será una administración de izquierda, el también coordinador del análisis compartió que la intención es que el diálogo no se quede en lo inmediato.

“La mayoría de las decisiones políticas y la mayoría de las discusiones electorales se dieron con una mirada de corto plazo orientadas a ganar las elecciones, a obtener más puntos en las encuestas y ninguno de los candidatos planteó soluciones de largo plazo con base en un proyecto de nación integral que tomara en cuenta todas las áreas del desarrollo nacional”.

Asimismo, Víctor García Zapata señaló que se busca que la crítica que hacen logre generar un intercambio de puntos de vista para encontrar respuesta a una gran cantidad de interrogantes que han encontrado en su labor académica.

“Es un hecho que la llegada del gobierno de López Obrador abre un momento inédito en la historia del país, significa un triunfo muy importante para las fuerzas progresistas, pero también es necesario insistir que las decisiones que se tomen se hagan con una mirada de largo plazo y con base en un proyecto integral que incluso contemple una nueva constitución que ha sido una de las principales causas de Por México Hoy”.

Cambio en el modelo de desarrollo
Otro de los temas que se abordan en el documento, es el relativo al cambio en el modelo de desarrollo, acerca de lo cual García Zapata comenta que la propuesta se ha hecho para que se discuta en el contexto de un nuevo gobierno de la república.

“Lo que se ha insistido, en lo que ha insistido Cuauhtémoc Cárdenas, es en un modelo de inserción global distinto; pensamos que es una discusión que estuvo afuera de las elecciones, es decir, la manera en que México se va a integrar con el resto del mundo, con Latinoamérica, como se va a comportar ante Estados Unidos, la manera en que va a regular la extracción de sus recursos por parte de compañías extranjeras, todo eso es un aspecto fundamental; si no pensamos en una lógica de soberanía y de independencia, de salir al mundo en condiciones de igualdad va a ser muy difícil que cambie el modelo de materias primas y de mano de obra barata, que es el modelo con el que nos hemos integrado al mundo desde 1982, y otro aspecto fundamental tiene que ver con una reforma fiscal progresiva que regule la actuación del mercado, que regule la extracción de recursos naturales, que no esté basada en impuestos especiales sino en cobrar al que más tiene y al que más gana, apoyar todos los programas sociales que se pretenden”.

Sobre esto último, señaló su preocupación acerca de que se tiene un esquema de transferencias directas, “pero que no está recuperando con base en una reforma fiscal progresiva, sino en los recortes a la burocracia y la austeridad, lo que en muchos sentidos puede debilitar al Estado y debilitar lo público”.

En la misma línea, comentó a este medio que la reducción del sueldo a ciertos segmentos de la burocracia federal, es otro tema que merece una discusión más amplia.

“Pareciera que ahí está el problema de todo y evidentemente hay que reformar la vida pública de México y hacerla austera, en eso estamos de acuerdo todos, pero no es cierto que la culpa de todo la tengan los burócratas que día a día van y trabajan, algunos cometerán excesos y habrá que castigarlos, pero no es cierto que la culpa esté en el sistema público y las burocracias, sino en la forma en la cual los agentes del mercado han actuado dentro y fuera del gobierno para propiciar la privatización de servicios, para nosotros el problema está ahí”.

Víctor García Zapata

Con el equipo de transición

Cuestionado acerca de si el documento ha sido presentado al equipo de transición de López Obrador y si se ha dado un intercambio acerca del contenido del mismo, Víctor García Zapata compartió que aunque esto no se ha hecho, lo que se busca es diálogo más horizontal con otras organizaciones.

“Se han hecho públicos para consumo de todo mundo, para quien esté interesado. Por México Hoy es una organización que se ha planteado fundamentalmente un diálogo entre la sociedad, durante la campaña por eso no quisimos convocar al diálogo con los candidatos, nos parece que lo importante es el diálogo entre la sociedad, la generación de acuerdos en su seno y será la fuerza que se vaya generando en torno a esto lo que hará que los políticos empiecen a actuar distinto”.

Y advirtió que la labor de Por México Hoy es llamar la atención a ciertos temas que dominan la agenda y que no necesariamente representan una respuesta a las inquietudes de la sociedad.

“Tenemos que romper con esta lógica de que cuando gane tal o cual candidato va a resolver todo y en la que la ciudadanía sólo habla con los candidatos o los políticos, pero sin mucha articulación entre las fuerzas sociales. Hemos privilegiado el diálogo entre la sociedad, de tal manera que los documentos no se han presentado los documentos de manera formal a los candidatos o los partidos o ahora al equipo de transición, de tal manera que si hay interés o una convocatoria estamos dispuestos”.

Asimismo, la respuesta que han encontrado entre la ciudadanía y otras organizaciones ha sido buena, a decir de Víctor García Zapata.

“En general ha sido positivo, con organizaciones sindicales, de derechos humanos, en general ha sido positivo, pero es cierto que es un primer análisis y hace falta intensificar la presentación de propuestas concretas y, además, con más actores, es algo que hay que hacer poco a poco, nos interesa generar muchas propuestas concretas para el nuevo gobierno como para quien quiera tomarlas para cambiar este modelo de desarrollo”.

Contrapesos
“El diálogo está orientado a un nuevo proyecto de nación, de una nación independiente, soberana, con justicia fiscal progresiva, con el cuidado de sus recursos naturales; no nos interesa ser oposición por ser oposición, no queremos que ese sea nuestro papel, queremos fortalecer el papel de la sociedad y los lazos que se puedan. Nos interesa pensar a largo plazo, no pensar que todo está escrito, ni que todo se va a resolver en este gobierno, porque en existe la duda acerca de a dónde se va a dirigir, hay gente de todos lados, incluso algunos con intereses contrapuestos, ya se verá en el camino”.

Así, la labor de Por México Hoy pondrá la lupa en temas como los coordinadores estatales, además de dos temas que nuestro entrevistado definió como de interés fundamental.

“Uno es la política energética que recupere el petróleo para los mexicanos, es necesario revertir los artículos de la Constitución que se modificaron por Peña Nieto, además de los recursos naturales, una tercera parte del territorio está concesionado a empresas que tienden a privatizar el agua, es necesaria una política en la cual estos recursos se cuiden y se usen sólo en la medida que ayuden a diversificar la economía, porque no puede ser que nuestra economía dependa de las remesas o de la venta de petróleo crudo. Presentaremos documentos próximamente con recomendaciones”.

Puntos centrales del documento

  • La amalgama ideológica abanderada por AMLO acompañó una propuesta electoral centrada en el combate a la corrupción, considerada la culpable de todos los problemas nacionales y en la aplicación de la austeridad republicana, que aportaría los recursos para nuevas políticas y proyectos. El éxito de ambas se asentaría en el buen ejemplo.
  • En campaña también fueron enunciadas medidas asistencialistas como los apoyos monetarios para adultos mayores y jóvenes que no estudian ni trabajan, y un desarrollo regional fincado en medidas como la descentralización de Secretarías de Estado a las capitales estatales, el mantenimiento de las zonas económicas especiales y megaproyectos que son continuidad de la lógica prevaleciente.
  • En ningún momento se hizo referencia a causas estructurales del sistema socio-económico y territorial nacional e internacional, como responsables del lento crecimiento económico de décadas ni de la crisis social que lo ha acompañado. Pragmáticamente López Obrador ofreció seguridades al capital financiero, empresarios, medios de comunicación y gobernantes de turno, en virtud de lo cual los poderes económico, político y mediático matizaron el discurso confrontativo y descalificador en su contra, allanando camino.
  • No parece posible que se inicie un proceso de desmontaje de la hegemonía neoliberal para sustituirla por otra de corte popular, en favor de un país igualitario, justo, libre y soberano.
  • En cambio, es probable que se inicie una etapa de adecuación del modelo, sin mayores cambios en su naturaleza y en las relaciones de poder, pero con nuevas pautas para cierta distribución de riqueza y un reacomodo político derivado del colapso de los partidos y del caudal de votos de AMLO y Morena.
  • Reconociendo el avance democrático, lo primero que sorprende es la enorme y desinhibida capacidad de adaptación de los poderes fácticos a las nuevas circunstancias y también la respuesta magnánima de quien obtiene el triunfo y está dispuesto a olvidar todas las diferencias en aras de la convivencia pacífica.
  • Otras medidas pueden llevar a excesos centralistas, propios de un gobierno que controla los poderes ejecutivo y legislativo, como la creación de delegaciones federales únicas en los estados a manera de prefecturas designadas desde el centro que pueden marginar a las autoridades electas localmente y constituirse en el verdadero poder local.
  • Pero lo más relevante se encuentra en los temas ausentes. Falta saber cuál es, en realidad, la visión integral de país, de ocupación sustentable y armónica del territorio, del papel de la sociedad y las comunidades y su participación organizada en la definición de políticas públicas en todos los órdenes de gobierno. Cómo y en función de qué se definen proyectos como el tren maya, el reforzamiento de la ZEE del Istmo de Tehuantepec, la localización de refinerías o de reforestación. No se percibe el concepto rector que articule y otorgue sentido a las diversas medidas que se están anunciado.