Voy con las riendas tensas
Y refrenando el vuelo,
Porque no es lo que importa llegar pronto ni solo,
Sino llegar con todos y a tiempo.

León Felipe

Siempre que platico con Raúl tengo la impresión de pensar en el universo mental de un matemático, Raúl es un hombre de profundísimo pensamiento, su magnitud de ser humano, solo puede medirse por su integralidad,

Raúl músico, Raúl científico, Raúl sociólogo, Raúl Filosofo, Raúl de muchos Raules, que ya todos nosotros conocemos.

Hasta dónde llega su voluntad siempre nos da la confianza a nosotros los jóvenes y su vida es una incesante labor investigativa, hoy venimos a hablar desde la necesidad de seguir su ejemplo, vengo a decir unas palabras en homenaje, a un gran tributo de trabajo.

Raúl es ahora y desde hace más de 45 años un referente de lucha indispensable. De constancia en la razón, de estudio y conocimiento, con su ejemplo en muchos momentos de la vida política social determinó la capacidad de los movimientos para cambiar la historia.

Compañero de todos los jóvenes, en muchos momentos nos ha llenado de valentía y ha sido respetuoso en la congruencia de su experiencia. Con su labor instruye.

Honrar honra… dijo el apóstol de la patria cubana José Martí

Y Raúl nos honra con su cariño, su manera de educar políticamente, siempre empapada de humanidad y de altísimos valores revolucionarios una ética de siempre, de lo cotidiano, hombre incorruptible, uno de los más cultos que hemos conocido y tan libre como sus matemáticas. Creemos que ese es el principal legado de Raúl, y es que va dejando luz con sus pasos, luz que ilumina el camino de todos los JOVENES ANTE EL DESASTRE Y LA EMERGENCIA NACIONAL, Raúl es ahora una invitación a la reflexión con nuestros compromisos hacia las causas justas, Raúl es trabajo y disciplina de frío y hielo, hoy podría decir muchas cosas más, pero un hombre tan enorme no se puede sintetizar en una cuartilla. Hacen falta muchas cosas para abarcar un ser humano de tanto amor. Hoy el premio AMALIA SOLÓRZANO DE CÁRDENAS se honra de recibir a un hombre de la talla de Raúl Álvarez Garín.

EN LA LUCHA NOS VEREMOS…

 *Palabras leídas por Ricardo Cartagena a nombre de Jóvenes Ante la Emergencia Nacional durante la entrega del Premio Amalia Solórzano de Cárdenas el 10 de julio de 2014.