Ayer, 21 de noviembre se realizó en el Auditorio de CEIICH de la UNAM el primer seminario “Retos para la Construcción de una Nueva Agenda Progresista” organizado entre la Fundación para la Democracia y el Laboratorio de Análisis de Organizaciones y Movimiento Sociales del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias de la UNAM.

A partir de las exposiciones de los ponentes se desarrollaron discusiones temáticas entre miembros de organizaciones civiles, de movimientos sociales, académicos, jóvenes y estudiantes de diversas disciplinas y sectores.

La primer mesa, titulada “Alternativas progresistas en América Latina: diversidad y retos para el cambio estructural” abrió con la exposición del Dr. Pedro Moreno, sobre la política social latinoamericana, seguida por la del Dr. Nayar López Castellanos sobre los gobiernos de izquierda vigentes en América Latina, y cerró con el Ing. Martín Ponce de León, miembro de la Dirección del Frente Amplio de Uruguay, quien habló sobre los desafíos de la agenda progresista en el continente.

La segunda mesa se centró en “La respuesta progresista ante la crisis de la Unión Europea”, e inició con la participación del Dr. Javier Esguevillas, director de la Fundación para la Democracia. Asimismo, contó con la ponencia del Dr. Víctor Godínez sobre la socialdemocracia europea y su papel frente a la crisis y del Dr. Thomas Manz, representante de la Fundación Friederch Ebert, quien desarrolló las dimensiones económicas y políticas de la crisis.

Ya por la tarde, se llevó a cabo la mesa de “Sociedad civil y movimientos sociales en México: obstáculos para un proyecto común”. Las discusiones en ésta tuvieron su punto de partida en las exposiciones de Dolores González (Serapaz) sobre las distintas expresiones de luchas sectoriales en México, del Dr. Jorge Cadena-Roa (CEIICH) sobre el papel de los movimientos sociales en los regímenes democráticos actuales, y la de Miguel Hirsch, miembro del movimiento Másde131.

Al final del evento la mayoría de los participantes coincidió en la disposición de continuar la discusión en diversos espacios y con múltiples actores en torno a los temas que podrían generar consenso para impulsar el cambio democrático en nuestras sociedades.