Nosotras, redes uruguayas que participamos del Primer Enredo Internacional de 2013 en Montevideo y suscribimos su manifiesto final, hoy volvemos a reafirmar lo alli expresado en todos sus términos, ante la ley de control y censura que el gobierno mexicano impulsa en el Parlamento. Entonces decíamos:

“Todas reclamamos el derecho y uso libre de internet, sin censuras ni espías estatales o empresariales; la red es parte fundamental del espacio público global que debemos preservar y desarrollar asegurando la soberanía tecnológica, el derecho a la cultura y conocimiento libre y la privacidad de cada persona.”

Ha pasado casi un año de aquel enREDo y el mundo se ha visto sacudido por más y más denuncias del espionaje de la NSA y las presiones de ciertos estados por controlar Internet, censurando, espiando, bloqueando y encarcelando usuarios por sus denuncias e ideas.

Acaba de realizarse en Brasil el foro mundial Net Mundial 2014, donde presidentes, parlamentarios, representantes de la academia, la sociedad civil, empresas y movimientos sociales de todo el mundo, reafirmaron la necesidad de una internet libre y al servicio de la paz y la democracia.

La presidenta de Brasil, Dilma Roussef, dijo en la inauguración del mismo: “Internet solo es posible en un escenario de defensa de los derechos humanos y de la privacidad. Propuse en la ONU un marco civil global para la gobernanza y el uso de internet y medidas para proteger los datos que se transmiten a través de ella”. Además agregó: “También pedimos a los Estados que dejaran de recopilar datos personales e hicieran valer el derecho a la privacidad. Los derechos que tienen las personas fuera de internet también deben ser protegidos en internet”.

El éxito del evento y sus conclusiones auguran un nuevo marco internacional para garantizar los derechos en internet, evitando el abuso de los poderes públicos y privados que pretenden avanzar sobre los derechos civiles.

En este contexto latinoamericano y mundial de avance de las libertades, aparece como un retroceso lamentable e injustificable que un país con las tradiciones democráticas de México se embarque en un proyecto mordaza y represivo, que dejará al país en la poco honrosa lista de enemigos de la libertad de expresión y comunicación.

Nos solidarizamos con aquellas personas, organizaciones e instituciones que desde muy diversos ámbitos denuncian esta situación en México y luchan por evitar la
aprobación de semejante ley y por #DEFENDERINTERNET

Redes Frenteamplistas.